Regla de Caballería

 

La Plegaria primera que aprende un Caballero con arrojo y valor, es fé y heroísmo. Solo se inclina ante Dios. Por su Patria Mariana, luchara para arrojar al tirano traidor y al usurpador, porque es de estirpe noble. Como blasón, en su tierra adornan amapolas como recuerdo en primavera, en muestra de la sangre del Caballero que es su Honor.