La reconquista del Castillo de Vilches

El 25 de julio del año de nuestro señor de 1212, se Reconquista el Castillo de Vilches, tras la Batalla en las Navas del Muradal el día 16. Las tropas, como protocolo de Caballería, al no ser apresado ni muerto el Califa, el Rey Don Alfonso VIII toma su campamento, instalando su Real más al Sur de donde lo tenía el Califa por la mortandaz del lugar, situándolo en la Era del Rey, donde permaneció desde la atardecer del mismo día 16 al día 18; y desde donde a la mañana de ese día 18, parte para sitiar la Plaza militar o Castillo de Vilches, donde dicho asedio duro ocho días, Reconquistandolo finalmente el día 25, festividad del Patrón Santiago. Llenos de júbilo los Cruzados, y agradecidos, mandaron edificar una ermita al Santo Santiago en la Plaza de Armas de dicho Castillo. Desde entonces en Vilches se celebrará por tradición la festividad de dicho Patrón de España.
En dicha Reconquista nace el linaje del Señorío Vilches/z, donde su heráldica informa de que el asedio duro ocho días con sus noches (ocho rallos de sol y ocho estrella).