Regla de Caballería

Regla de Caballería:


Desde que el Sol asciende cada día por la curva del cielo, y hace brillar la espada de un guerrero, da fuerza a su acero. Un Caballero de noble y designada cuna, y su propia blasoneria inmortal como pendon de un valiente, leal y cortes.

El Caballero de Fe nació por el propósito del reflejo de la Milicia Celestial en proteger a los más indefensos y tradiciones en los caminos de Dios y Señor.

Así está escrito: que el Señor sea tu Dios, y que tú Dios sea tu Señor.


La iglesia tomo como ideal al Caballero de Fe, encauzando a los Milites (Caballero o Soldado de Fe) hacia sus propios objetivos en la lucha contra los infieles, creando así los frailes  guerreros. Prestandole servicio directamente a la Iglesia, cuando un Caballero o Milite de Fe rinde Homenaje y servicio de Armas directamente a Dios.