Publicación aparecida en el periódico El Mundo

Este domingo pasado en un medio de comunicación han utilizado una fotografía de hace dos años aproximadamente sin permiso, para realizar un artículo referente a los títulos, o dignidades de nobleza.


El que se le cuele  a la Diputación de la Nobleza de España por no hacer sus deberes un ciudadano de Marbella que ha pagado el impuesto del título de príncipe sin la debida Carta Real, y Hacienda  lo admita, y posteriormente dicho ciudadano sea publicado en el Boletín Oficial del Estado como principe, (¡algo difícil de entender!), no  pretenda  ahora la diputación  como si se tratara de Juego de Tronos, lavar sus vergüenzas, y querer  parecer que están haciendo ahora  bien los deberes, metiéndose  con aquellos que tienen títulos de origen extranjero. Concretamente, y con quien nos atañe,  Don Rafael Andujar; el cual y judicialmente por la Corte Europea de Justicia en Italia, falló con efecto de cosa juzgada a su favor el título  de  Príncipe, que anteriormente recaía la titularidad en la persona de Marciano II Lavarello Láscaris Paleólogo Brasileño de Constaninópolis - Servía. Principado que pretendían varios ciudadanos; y el que sea otorgado a un ciudadano español  es todo un honor, ya que dicho título dinástico es originario del Emperador Constantino, hijo de la Emperatriz Santa Elena.

¡Toda sentencia Judicial es de acatar!, y ¡aquellos que no la acaten están fuera de Ley!.

Hace aproximadamente dos años fue recibido Don Rafael en la localidad histórica de Santa Elena, y por su relación con el Emperador Constantino y Santa Elena ha sido todo un embajador, ya que gracias a él nos han visitado gentes desde Japón, Estados Unidos, de distintos lugares de Europa, o de Latinoamérica, etc., visitas con un  profundo sentido Cristiano-Católico, y en ayudar a recuperar hitos, monumentos, antiguas ermitas,  y a su vez fomentando el turismo histórico - cultural y gastronómico para la localidad de Santa Elena.





No hay comentarios:

Publicar un comentario