Cesión del Lignum Crucis

El sábado pasado día 30 de marzo de 2019, una comisión de Caballeros de la Orden tuvo el honor de participar en la cesión de un Lignum Crucis a la Hermandad de la Vera Cruz de Vilches.
Este acontecimiento histórico, es con el fin de recuperar la antiquísima tradición que tuvo en el pasado la citada Hermandad, de peregrinar en fecha de 16 de julio al que es hoy él municipio de Santa Elena. Recordemos que en esta fecha se realiza la fiesta de exaltación de la Santa Cruz, y por tanto los actos de nuestra querida Orden.
Dicho acto de cesión, ha quedado patente en un documento redactado por la Orden, en el cual han firmado los párrocos de Santa Elena y Vilches, el Prior de nuestra Orden, los Caballeros participantes, los testigos de la Hermandad de la Vera Cruz de Vilches, y los testigos de la Cofradía de la Emperatriz Santa Elena.
Monseñores, párroco, Caballeros, hermanos y cofrades, que pasarán a la historia como testigos de tan importante acto de recuperación de la tradición.
En reconocimiento por dicho acto, la Hermandad de la Vera Cruz de Vilches nombró Hermana Honoraria a nuestra Orden de Caballería, y por ende, individualmente a cada uno de Caballeros participantes.
































Regla de Caballería

Con toda dignidad y con pleno conocimiento de la verdad. Testimonio con honor  en nuestro tiempo, como heraldo y Caballero de aquellos que fueron primero, honesto en seguir manteniendo la misma misión. Guardando y custodiando el legado.

Grandes hombres de grandes nombres (hembra o varón) en el libro antiguo de Linajes, han pertenecido a la estirpe del "Miles" con vara de hierro a la seducción de las vanidades mundanas.
La Caballería no es un negocio, no es un grupo de amiguetes. Y si alguno lo ve así, no sabe dónde está; ya  que no son de  la paciencia  de los que guardan la regla de Caballería.

El hierro que se merecían los malos cristianos

El hierro que se merecían los malos cristianos.
Eran otros tiempos, donde las adversidades que hacían de la extremadura una frontera entre el bien y el mal, creaban una fragua de hombres de hierro. Tras la Batalla de las Navas de Tolosa, le siguió una frontera indefinida con continuos cambios. Frontera denominaba popularmente en época como "frontera extremadura". Tiempos duros y de aventura, con continuas cabalgadas y expediciones de nuestros antepasados Caballeros contra los malos cristianos y la morisma peligrosa.
Los malos cristianos, aquéllos que ayudaban a los enemigos de la Fe contra los propios cristianos. Una vez que eran detenidos, se les informaba que eran imagen de Dios. Y como por primera y única vez se tendría piedad con ellos, se les daba el "Hierro". Marcando así su piel y recordándoles que son cristianos.


Actos "Por el verdadero relato" de la AVT

El pasado jueves día 8 de noviembre de 2018, el Senado acogió los actos "Por el verdadero relato" llevados a cabo por la Asociación Víctimas del Terrorismo, y a los que nuestra Orden tuvo el honor de ser invitada.
A la misma asistió una pequeña delegación formada por cuatro Caballeros, los cuales fueron testigos de las distinciones impuestas a diferentes personalidades de la vida política y social de nuestro país.
Un acto precioso en un marco incomparable.




Reconocimiento por parte de la Guardia Civil

El pasado día 12 de octubre, representantes de nuestra Orden recibieron de manos del Sargento del puesto de la Guardia Civil de Santa Elena, un reconocimiento en forma de metopa por la gran labor que se hace en esta Orden por recuperar y mantener viva la historia de España; y más concretamente, en lo referente a la Batalla de las Navas de Tolosa. La más importante Batalla de la llamada Reconquista española; ya que fue el punto de inflexión en la historia de la reconquista.
 
 
 

El término Caballero, como Varón o Mujer

En España "Señora" y no "Dama".


Es tradición en la España Mariana y de Caballería, que a un hombre (hembra o varón) elegido por su especial condición para el acarreo de defender el Código militar y moral de la Caballería, le lleva a convertirse  en defensor de la Fe, el Rey y el Pueblo llano.

El acto puro del Armado es la distinción de alzado de Dignidad de Señora o Señor, que es lo mismo que decir Caballero, que como bien significa, es hombre distinguido de Dignidad de Señor de Armas.

En España no existe el nombramiento de Armado  de "Dama", sino de Señora o Señora Caballero.

El Vaticano en el año 1888, en su Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, concedió el título de "Dama". Término que deriva de Madame "Señora" en francés, es decir Señora o Señora Caballero.

En España, el significado por tradición de la nobleza o Caballería del término "Dama", da significado a una mujer de la corte que acompaña y sirve a la reina, princesas, o infantas.